Q

ue los animales no sean tan importantes como los humanos en un siniestro de esta índole, no significa que se deje de hablar o contar con ellos.

En el vuelo siniestrado en los Alpes existía la posibilidad de que hubiera volado algún perro con destino a sus nuevo hogar en Alemania. Irían acompañados por voluntarios que se encargaban de apadrinar el traslado a sus nuevas vidas.

“Lo que sin duda parece ya demostrado, es que entre los pasajeros del fatídico avión iba un “padrino de vuelo” alemán, es decir; una persona que se había brindado a acompañar hasta su nuevo destino, al menos, que sepamos por el momento, a un perro.  Es por ello que queremos contaros el caso en concreto de ese peludo. Una pastor alemán que debía también viajar con él en ese vuelo, y el destino o la tardanza en la revacunación, quiso que no fuera así. Se trata de Loli, procedente de la Asociación Lasa situada en Brenes (Sevilla) y que, al parecer, viajará próximamente para reunirse con su nueva familia en Alemania.

Nuestro más sentido pésame para todas las familias, tanto la del “padrino de vuelo” alemán, como las de los restantes tripulantes del avión siniestrado
También queremos rendir un sentido homenaje a todas esas personas anónimas, cuya labor callada, desinteresada y altruista como padrinos de vuelo, hace que muchos peludos encuentren su hogar más allá de nuestras fronteras

 

 

error: Si lo copias. Al menos ten la cortesía de citar la fuente. Gracias!!

Pin It on Pinterest

Share This