A

unque era una tarde un tanto desapacible, David Malt y su sobrino decidieron llevar a sus cuatro Rottweilers de paseo por una cercana campiña de Gloucestershire (Inglaterra).

ANUNCIO HAMACA JUNGLA CocoDiseño

Tardaron poco en llegar y una vez en el sitio, David fue quitando las correas y dejando libres a sus mascotas una por una. El campo era enorme y cubría hasta donde alcanzaba la vista. Un paraíso para sus pequeños. Pero algo inusual ocurrió nada más soltarlos.

Como una brújula, los cuatro perros se dirigieron sin pensarlo y muy rápidamente hacia un punto lejano en el horizonte. No dejaron de correr hasta que llegaron a un sitio. Entonces, sin explicación aparente, se quedaron allí inmóviles. Totalmente paralizados.

Esa actitud, le llamó tanto la atención a David, que corrió hacia ellos sin pensarselo dos veces. Fue instintivo. Cuando los alcanzó se quedó petrificado. Los Rottweilers montaban guardia alrededor de una mujer que aparentaba estar desmayada y tendida en el campo. Mientras la protegían, uno de ellos le lamía la mano y las mejillas.

Efectivamente se trataba de una anciana del lugar, que se había desmayado la tarde anterior sin motivo aparente. La señora que contaba ya con ochenta años de edad, pasó la noche y la mañana siguiente a la intemperie soportando bajas temperaturas.

David llamó inmediatamente a los servicios de emergencia y la señora fue derivada al hospital de Cheltenham donde se fue recuperando poco a poco. Actualmente espera en su casa para recibir la visita de sus salvadores y conocerlos en persona.

Fuente: Metro

error: Si lo copias. Al menos ten la cortesía de citar la fuente. Gracias!!

Pin It on Pinterest

Share This