L

a compañía aérea Air Canadá, lejos de sancionar a uno de sus pilotos a pesar del alto coste de su iniciativa, respaldó la decisión de desviar uno de sus vuelos internacionales para que Simba, un pequeño perrito de la raza Frenchie no falleciera a bordo.

ANUNCIO COCODISEÑO CAMA CUEVA MODULARNuestra historia comenzó hace días en el trayecto que realizaba el vuelo 85 de dicha compañía entre Tel Aviv y Toronto.

El piloto descubrió a medio viaje que un fallo en el sistema de calefacción de la bodega había provocado que dejara de funcionar. Esto a priori no es un problema pues en bodega sólo va equipaje, pero en esta ocasión el equipaje iba acompañado de Simba.

Tras comunicar al pasaje su decisión de hacer una escala no programada, para evitar que Simba falleciera por bajas temperaturas, dirigió el avión al aeropuerto de Frankfurt(Alemania).

Tras setenta y cinco minutos de espera para reparar la avería, volvieron a tomar rumbo a su destino, tras una gran ovación de todo el pasaje por haber salvado al pequeño frenchie.

German Kontorovich y Simba “Es mi perro, es como mi hijo. Es todo”, declaraba German Kontorovich, el propietario de Simba, que estará eternamente agradecido por la valiente decisión del piloto.

Según declaraciones de la CNN, la compañía aérea canadiense no sancionará al piloto por desviar el vuelo, a pesar del coste económico que ha supuesto, no solo por el retraso del vuelo sino por el combustible. Han afirmado que las vidas de todos los pasajeros dependen de las decisiones del piloto, y los animales que viajan en sus aviones no son una excepción.

Fuente: CNN

 

 

error: Si lo copias. Al menos ten la cortesía de citar la fuente. Gracias!!

Pin It on Pinterest

Share This