Ésta información se refiere a un suceso EXCEPCIONAL, ÚNICO Y PUNTUAL.

Especialistas y veterinarios conocen menos de ocho casos de este tipo en la literatura médica mundial

Justamente por su excepcionalidad nos pareció interesante darlo a conocer

 

CocoDiseño ha publicado un ARTÍCULO OBJETIVO sobre la bacteria y la Enfermedad del Arañazo del gato

 

E

ra un día como otro cualquiera. Jane Walters ciudadana de Toledo (Ohio, USA) jugaba con su gato como siempre, aprovechando un momento de relax. De repente, se abalanzó sobre su cara y se quedó mirándola fijamente. Ella ni parpadeaba, esperando la reacción del felino. En eso que el peludo decidió lamerle, con tan mala suerte que acertó de pleno en el ojo.

Lo que quedó como una anécdota divertida pronto se convirtió en una mala noticia. Pasaron los días y Jane ni se acordaba del asunto cuando una mañana se levantó sin visión en el ojo izquierdo. “Miré al espejo y me pareció tener el ojo rosa o algo así. Fuí al médico y no supieron de donde venía el problema”, aseguró la mujer.

Tras un mes de pruebas y demás, uno de los médicos, el doctor Kris Brickman, llegó a una conclusión sorprendente: Su gato había sido el culpable involuntario.

Se trata del llamado “arañazo del gato“. Una enfermedad rara provocada por una bacteria contagiosa (bartonella), que puede causar problemas graves como la ceguera en los ojos, atacar órganos internos vitales como el cerebro, o infectar el corazón y el hígado dañándolos seriamente, tal y como consta en el CDC (Center for Disease Control and Prevention), que es el centro gubernamental de investigación virológica y bacteriológica más serio del mundo.

Este mal lo portan el 40% de los gatos. Sobre todo las crías de menos de un año. La forma de transmitirlo es por medio de la saliva, las mordeduras, y en algunos casos a través del pelo. Es importante no dejar que tu gato lama heridas abiertas.

Para Jane fue una sorpresa desagradable. “Ahora tendré que hacer muchas cosas de manera distinta” comentó, aunque también aseguró con buen humor que “afortunadamente no me afectó a mi otro ojo”. Eso sí, Jane advirtió que su experiencia debe servir como advertencia para que otras personas la tengan en cuenta. “Es realmente importante. No te haría ninguna gracia perder completamente tu vista”.

Fuentes: ToledoNews, Dailymail, Dailynews, BostonTime

Artículo sobre la Enfermedad del Arañazo del gato

 

error: Si lo copias. Al menos ten la cortesía de citar la fuente. Gracias!!

Pin It on Pinterest

Share This