A

ún los hay que afirman que los animales no son inteligentes, pero tras cada noticia publicada en los medios de comunicación, descubrimos que no sólo son inteligentes sino que velan más por los humanos que estos últimos lo hacen por los animales.

Prueba de ello la tenemos la tarde noche pasada en Laracha (A Coruña), cuando una anciana de noventa y cinco años aprovechó que sus familiares se ausentaron para ir al médico para salir de casa.

Cuando estos llegaron y se percataron de su desaparición, decidieron dar aviso al servicio de emergencias 112 para que se activara el protocolo de búsqueda. Vecinos, fuerzas del orden y protección civil estuvieron durante cinco largas horas tratando de localizar a la anciana, que reside en una zona rural del Ayuntamiento de Laracha.

Fue precisamente un vecino, alertado por los maullidos y el brillo de los ojos de los gatos, el que localizó a Manuela Bello a medio kilometro de su casa acompañada por sus mininos Estrella y Martin, los cuales no se separaron de ella. Tenía signos de hipotermia pero tras una revisión médica solo se pudo apreciar rascazos en sus piernas. Ella no recuerda lo que pasó pero sus gatos supieron en todo momento la necesidad de no separarse de ella.

No es el primer caso en el que se involucran gatos en este ayuntamiento de la provincia de La Coruña. Hace un año, Perla, una gata común blanca alertaba a los miembros de la casa del incendio que había comenzado  sobre las seis de la mañana.ANUNCIO COCODISEÑO RASCADORES RULO

El intenso calor acumulado en el interior de la chimenea durante toda la noche se propagó por parte de la estructura de madera de la planta baja del inmueble, originándose un incendio. El matrimonio dormía también en la planta baja, pero en una zona de nueva construcción, hecha de hormigón. Mientras la vivienda era pasto de las llamas, Perla comenzó a maullar.

Gracias a estos sonidos José Vázquez se despertó y comprobó como la casa ardía por completo. Alertó a su mujer y ambos salieron de la vivienda. Por suerte, resultaron ilesos al igual que el animal y sus crías. No tuvo la misma suerte el perro de la casa, que murió en el incendio.

Fuente: RTVG

 

 

error: Si lo copias. Al menos ten la cortesía de citar la fuente. Gracias!!

Pin It on Pinterest

Share This