Había una vez… una señora que presidía la protectora de Torremolinos

y qué le sucedía?

 

Que vivía más que dignamente

???

 

Pues que supuestamente desviaba muchísimo dinero de la protectora para gastos personales, como más de 300 mil euros… hasta donde se sabe

Vaya vaya. Y cómo acabó el cuento?

 

Como todos los de ese tipo. Con el lobo llamando a la puerta de Caperucita…

 

E

n realidad no ha sido el Lobo Feroz, sino el eficiente equipo del SEPRONA de Torremolinos el que entró hace ya tiempo a inspeccionar las instalaciones de la Asociación para la Protección y Defensa de los Animales Parque Animal de Torremolinos (España).

Resultado:

Detención de su presidenta y de varios colaboradores.

Delitos imputados:

Presunto maltrato continuado a los animales, intrusismo profesional y falsedad documental (llegó a usar la firma de un veterinario ya fallecido).

Hechos:

Tal y como consta en el atestado de la Guardia Civil, datos de la fiscalía y denuncias de Nacho Paunero, presidente de “El refugio” una importante protectora (http://www.elrefugio.org) que ya ha solicitado 4 años de cárcel para Carmen, “desde principios del año 2008 y al menos hasta el ocho de octubre de 2010, los acusados, que impartían las instrucciones, así como ejecutaban materialmente los hechos, han venido supuestamente sacrificando animales domésticos de los recogidos en  la asociación, de forma masiva e injustificada, con la exclusiva finalidad supuestamente de reducir los costes y dedicar las instalaciones con preferencia a los fines privados (de pago).

Estos sacrificios masivos supuestamente se llevaban a cabo de manera personal por los acusados, sin control veterinario de ninguna clase, administrando la acusada de su propia mano, los productos eutanásicos (T-61 y DOLETHAL) a los animales, sin tener los conocimientos veterinarios precisos para ello, supuestamente suministrando dosis del producto por debajo de lo indicado en el prospecto, pero suficiente para producir la muerte (de nuevo con el solo objeto de ahorrar costes) e inyectando los productos de forma inexperta, por vía distinta a la intravenosa (como viene prescrito) y sin sedación previa. De esta forma se sometía a los animales a una lenta y dolorosa agonía, totalmente injustificada y supuestamente conocida por los acusados, pues se retorcían de dolor a su vista durante horas.

Estas auténticas “sesiones de exterminio” se realizaban sobre animales normalmente sanos, jóvenes en muchas de las ocasiones, algunos de ellos entregados en el centro tan solo días (incluso horas) antes y sin que hubiese causa que justificase su muerte, salvo la falta de espacio en el centro y la prioridad que la acusada daba supuestamente a sus fines privados. Por tan crueles procedimientos se calcula que los acusados supuestamente han sacrificado para su incineración entre los meses de enero de 2009 y octubre de 2010, un número aproximado de dos mil ciento ochenta y tres animales. Los dos acusados, carecían a la fecha de los hechos relatados de titulación veterinaria de ninguna clase”.

Sobran comentarios. Pero además, y unido a esta barbaridad, se da el hecho del uso privado de los fondos de la protectora. El SEPRONA investiga en que se han utilizado 129.493,6 euros de la asociación. Lo que sí se sabe y se puede demostrar ya que constan documentos, albaranes y facturas de pago, es el “uso continuado y abusivo en provecho propio de los fondos de la protectora que les ha permitido incrementos de patrimonio no justificado y acumulación de dinero de forma indebida“, tal y como consta en el juicio celebrado a finales del 2014:

  • billetes de tren, por un importe de 12.076,75 euros entre diciembre de 2008 y diciembre de 2010, un mes incluso después de que la Guardia Civil destapara la supuesta muerte masiva de los animales en este centro.
  • Pago supuestamente de 14.906,7 euros a una empresa por el mantenimiento del ascensor de un edificio situado en Málaga y propiedad de Carmen Marín
  • 713,25 euros en concepto de las cuotas del gimnasio al que solían acudir ella y su marido,
  • Contratación de servicios de alarma y videovigilancia instalados en su propio domicilio en Torremolinos por valor de 2.057,92 euros
  • Clases prácticas que la presidenta recibió en una autoescuela
  • Compras de productos alimenticios, para el hogar, de higiene personal y calzado en varios centros comerciales.
  • Pago de nueve estancias en hoteles de numerosos puntos de España entre los años 2008 y 2010, además de otros en el extranjero y decenas de restaurantes.

Total: Se le calculan unos 375.831 euros

 

Para información más detallada, el siguiente VÍDEO de investigación de El Refugio TV… Imperdible!

 

error: Si lo copias. Al menos ten la cortesía de citar la fuente. Gracias!!

Pin It on Pinterest

Share This