H

oy, queremos compartir con vosotros una tierna historia. No por ser tierna deja de ser dura. Día a día en nuestro país hay multitud de asociaciones, grupos, protectoras, etc, luchando por sacar adelante miles de perros y gatos que sufren el duro castigo del avance de nuestra sociedad.

Un avance que aunque tiene cosas positivas, para perros y gatos es su segunda edad oscura. Tal vez peor que la que sufrieron los felinos en la Edad Media.

Indagando por las redes, nos hemos encontrado con un caso que merece ser contado. Por su ternura y tenacidad, pero sobre todo por la dificultad que supone enfrentarse solo al cuidado de una colonia urbana de gatos.

Esta historia comienza un domingo cuando Noelia, su protagonista, se encontraba de regreso a casa.

viniendo de vuelta con mi pareja de dar un paseo en coche. Mirando sin más desde el asiento del copiloto, de repente me giré a mi derecha y vi 4 gatos tomando el sol en la acera que había junto a un terreno propiedad del ayuntamiento,  muy cerca de la carretera. Me impactó mucho el estado en el que se encontraba esos gatines, todos jóvenes, extremadamente delgados y con los ojos cerrados llenos de pus. Ver eso me sorprendió muchísimo y ya de camino a casa no dejé de pensar lo que había visto en ese momento. Así que en cuanto llegué a casa, cojí agua y pienso triturado de mis perros (yo no tenia ni idea de gatos, ni de sus cuidados ,ni de absolutamente nada ). Monté en el coche y me planté en aquel lugar . Les dejé un poco de agua y pienso. Ellos huyeron, así que no hice nada y me fui para no molestarles y que pudieran comer algo.”

Ante tal circunstancia, Noelia decidió pedir ayuda a protectoras y la suerte de esa colonia gatuna vino de las manos de la Asociación Protectora de Gatitos Gaditanos KHATUCAI, los cuales la ayudaron haciendo una campaña de castración para esterilizar a todos los gatos y gatas de la colonia, y así evitar que esta aumentara.

No obstante, eran tantos que no había dinero que llegara para pagar veterinarios y mantener al mismo tiempo la colonia.

“…empecé a contactar con gente animalista para que me ayudaran a recaudar dinero, cree un mercadillo solidario con bisutería y otras cositas de segunda mano o  nuevas para vender y así conseguir dinero para poder afrontar tantos gastos( desparasitaciones, castraciones, sprays para pulgas, medicamentos para que los que estaban enfermos, etc). A raíz de ahí una chica se envolucró mucho conmigo y quiso ayudarme de alguna forma, hicimos sorteos, subastas, eventos, todo lo que pudiéramos para conseguir ayuda de todo tipo y a día de hoy sigo haciéndolo.

Poco a poco fui recaudando y haciéndome casi una experta en los cuidados y enfermedades de los gatos. Tampoco me quedó otra si quería ayudarlos de verdad. ”

 

Los gatitos de NoeliaToda esta historia comenzó hace 4 años y hoy en día Noelia esta orgullosa de decir que de la gran colonia que comenzó a cuidar en su día con 35 gatos, hoy solo esta compuesta por 10. Muchos se han colocado en protectoras, otros fueron adoptados pero la lucha de esta gaditana no acaba aquí.

Personas como estás merecen el reconocimiento de una sociedad que egoístamente se mira el ombligo olvidando que ellos, los gatos, hicieron que Europa se recuperará de la más devastadora peste entre los humanos: La peste negra.

 

“Pues de comida gasto unos 70 € al mes aproximadamente y para castrar a las 4 gatas que me quedan necesito 240€ (me cuesta 60€ cada operación) al menos hasta ahora porque como  te dije, parece ser que han cambiado el precio.”

 

Para todos los que deseen ayudar a esta gran luchadora y a su pequeña colonia de gatos en Jerez de la Frontera (Cádiz) os ofrecemos los siguiente enlaces:

https://www.facebook.com/LosGatitosDeNoelia

Mail: noeliafloressoto@hotmail.com

 

 

error: Si lo copias. Al menos ten la cortesía de citar la fuente. Gracias!!

Pin It on Pinterest

Share This