E

n la actualidad, el estado de Nueva York penaliza a cualquier ciudadano que deje a un animal metido en el coche, haga mucho calor o frío. Pero es la policía la que tiene autorización legal para acceder al vehículo y sacarlo. Esta ley proteje a los animales, especialmente de los llamados golpes de calor que pueden acabar con su vida en minutos, tal como explicamos en nuestro artículo dedicado a este tema.

Tras la cantidad de protestas al respecto por parte de la ciudadanía, el congresista John Ceretto ha preparado un proyecto de ley donde se solicita que las personas puedan actuar en el caso de que los organismos públicos se retrasen.

Obviamente los ciudadanos no podrían ejercer ese derecho de buenas a primeras si se encuentran ante esta situación. Primero deberían de considerar si la situación es extrema, y previamente tendrían que intentar localizar al propietario o avisar a la policía.

El proyecto de ley también dice que el animal debe ser llevado a un refugio donde será atendido mientras no aparezca su propietario, y el ciudadano que lo ha rescatado deberá dejar una nota en el vehículo informando a donde lo ha trasladado.

Evidentemente, dicho proyecto exculpa al rescatador de cualquier responsabilidad por los daños causados en el rescate del peludo.

Adivina quien deberá correr con todos los gastos, incluida la multa?

 

Congresista John Cerreto

Congresista John Cerreto

error: Si lo copias. Al menos ten la cortesía de citar la fuente. Gracias!!

Pin It on Pinterest

Share This