P

or desgracia, queridos seguidores de CocoDiseño, parece que continuamos con la tendencia de asesinar perritos en los maleteros de los coches. Suerte que esta vez el destino ha querido que todo se quedara en un susto.

De nuevo, la Policía Local de Cullera, Valencia (España), fue alertada por una empleada del servicio de ORA (Ordenanza Reguladora de Aparcamiento), tras acercarse a un vehículo y escuchar extraños ruidos en su interior, muy parecidos a sollozos.

Después de intentar localizar infructuosamente al propietario, decidieron abrir el maletero mediante ganchos. Allí se encontraron un perra de unos cuatro años arrinconada tras una bicicleta, bañada en sus orines y vómitos.

La perra bautizada como Barbita, fue inmediatamente trasladada a un centro veterinario para atenderla, pues sufría una severa deshidratación derivada de la falta de ventilación, así como de las altas temperaturas a la que fue expuesta. Posteriormente, una vez estabilizada, quedó bajo la tutela de la protectora Esperanza Animal.

Ya se ha encontrado a su propietario y se han abierto las diligencias pertinentes. E.T.P. vecino de Madrid y que cuenta con antecedentes penales será imputado por un delito de maltrato animal.

La concejal de Policía de Cullera, María José Terrados, hizo un llamamiento a la ciudadanía para que “respeten los derechos de los animales” y ha recalcado que la Administración local “hará todo lo que esté en su mano porque se cumpla la ley también en esta materia y además promoverá campañas de concienciación».

A ver si es verdad y la sentencia esta vez se cumple integramente, ya que este individuo “por llamarle algo” ya tiene antecedentes penales.

Barbita aún está en adopción. Interesados: adopciones@espancu.org

Fuente: El pais.com

 

error: Si lo copias. Al menos ten la cortesía de citar la fuente. Gracias!!

Pin It on Pinterest

Share This