La alegría de su vida se han llevado una pareja de ancianos

 

Después de todo, cuantas personas conoces que hayan visto a su mascota favorita volver de entre los muertos?

 

 

E

so es lo que parece haberles sucedido a Margaret Ross y su marido John, una pareja de jubilados londinenses que llevaban con bastante tristeza el fallecimiento de su gato, “Amigo”. Un peludo callejero que habían adoptado hace ya 19 años, y cuyo bonito pelo largo adoraban todos los vecinos que ya lo conocían por sus rutinarias rondas entre los edificios del barrio. Pero hace tiempo la mala suerte quiso que “Amigo” desapareciera durante días. Cuando el matrimonio se temía lo peor, recibieron una llamada de uno de los vecinos notificándole que efectivamente “Amigo” había sido atropellado en una carretera cercana. Margaret y John decidieron incinerar al que había sido uno de sus mejores compañeros.

Y así pasó el tiempo hasta que, de nuevo, otra llamada. Esta vez de un veterinario de un refugio de animales de la zona. El asunto era increíble: Habían encontrado a su gato, a “Amigo”. Pero, como le dijo Margaret, eso era imposible pues llevaba muerto casi un mes.

Sin embargo, el microchip del gato era el de “Amigo”, así que no podía haber dudas. “Debo decir que la primera semana que lo teníamos de vuelta, no nos lo podíamos creer” -afirmó Margaret-. “Ha perdido mucho peso, creía que se iba a morir, pero se ha recuperado de manera formidable”.

Fuente: London24

error: Si lo copias. Al menos ten la cortesía de citar la fuente. Gracias!!

Pin It on Pinterest

Share This